Como conseguir que su hijo mañoso con la comida pruebe nuevos alimentos

By Laura Edwards-Leeper, PhD
Staff Psychologist, One Step Ahead Program, Children’s Hospital Boston

“Pero no me gusta el brócoli.” “Que asco, espinacas.” “Uy, que es eso?”
¿Ha escuchado esto antes?

Todos los días en mi clínica, hablo con padres que están tratando de hacer que sus familias coman de una forma más saludable. Pero el reto que presentan los niños mañosos con las comidas es siempre un obstáculo. A continuación le ofrecemos algunas recomendaciones para ayudarle:

  • No convierta cada comida en una batalla. Obligarle a comer casi nunca da buenos resultados y solo causa estrés para los padres y los niños.
  • Establezca límites y reglas bien definidas. Los padres deben decidir lo que se va a servir para comer, y donde y cuando se va a comer. El niño puede decidir que cantidad va a comer y si quiere  comer la comida que ha sido preparada.
  • No prepare comidas especiales. Cuando usted prepara comidas especiales para diferentes miembros de su familia, usted no les está  animando a que prueben nuevos alimentos. Prepare solo un  plato de  comida principal, pero intente preparar alimentos para acompañar esta comida para que así los niños puedan escoger.
  • Haga comentarios positivos. Elogie a su niño cuando pruebe alimentos nuevos.
  • Sea usted un ejemplo, coma saludable. Si su niño ve que usted prueba  nuevos alimentos, especialmente alimentos saludables, habrá más posibilidad de que él los pruebe.
  • Cuando ofrezca una comida nueva, inténtelo en diez ocasiones por lo menos. Se ha demostrado que se necesita por lo menos diez intentos para decidir si a uno  le va a gustar un alimento nuevo o no. Así  se lo explico a mis pacientes:
  • Mírate al espejo y saca la lengua. ¿Ves esas bolitas? Esas  son tus papilas gustativas. Te ayudan a saber cuando algo es amargo o dulce. Las papilas gustativas están conectadas con el cerebro. Cuando probamos un alimento nuevo, las papilas ayudan a que nuestro cerebro decida  si nos gusta o no el alimento. Sin embargo, tus papilas necesitan más de un intento con un nuevo alimento para decidir si realmente les va a gustar.
  • Tienes que probar nuevos alimentos DIEZ veces antes que tus papilas pueden decidir si en realidad les gusta o no. Esto significa que tienes que probarlo DIEZ veces antes de que puedas decidir que no te gusta. Tiene que ser en diez ocasiones diferentes- no probarlo diez veces en la misma comida. Si después de haberlo probado diez veces, sigue sin gustarte, no lo tienes que volver a comer hasta dentro de un año.
  • Utiliza esta tabla para saber cuantas veces has probado un alimento nuevo.
  • Pruebe recetas nuevas. Si a su hijo no le gusta la espinaca como acompañamiento, póngasela en una pizza. ¿Qué tal si el brócoli se lo prepara en un guiso de cazuela? Pruebe distintas maneras de preparar los alimentos nuevos- finalmente a su hijo le podrá gustar una de ellas.
  • ¡No se preocupe! Si su hijo decide saltarse una comida, o si no come mucho, no pasa nada. No se morirá de hambre, y no piense que usted es un mal padre si no le prepara una comida especial.  Solo asegúrese de darle algo que usted sepa que le guste en la próxima merienda o comida.
  • ¡Siga ofreciendo y no se dé por vencido! He descubierto que una vez que los niños han probado algo cuatro o cinco veces al final les termina gustando. ¡Tenga fé y siga intentando!
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
Posted in Espanol Tagged with:
Close Bitnami banner
Bitnami