Cómo poner límites con la comida rápida

Burger, fries, and a drink

By Jenny Kinne, MSRD, LDN, Especialista Clínica en Nutrición
One Step Ahead, Children’s Hospital Boston

“¡Yo quiero ir a McDonald’s!”
“¿Podemos parar en Dunkin’s?”
“¡Pero yo no quiero este pollo! ¡Quiero KFC!”

Como padre, a usted le puede parecer que dice “¡NO!” todo el tiempo.  En estos días cuando todos cuidamos nuestro presupuesto, decir “sí” a la comida rápida puede parecer  una opción fácil y no costosa.  Pero, mientras que la comida rápida puede parecer una solución rápida, también puede afectar seriamente nuestra salud.  Con las calorías vacías adicionales de las comidas rápidas, su valor nutritivo bajo, y los niveles altos de sodio, colesterol y grasas trans – la comida rápida debe ser un gusto para darse muy de vez en cuando.

En mi trabajo con los niños y familias, recomiendo que los padres limiten la comida rápida a una vez a la semana o menos.

Queremos lo mejor para nuestros niños – y esto incluye una dieta saludable y bien balanceada. Decir que no y poner límites puede ser difícil. A continuación encontrará algunos consejos para que pueda hacer esto más fácilmente:

  • Dígale a su hijo de frente que usted va a empezar una nueva regla en su casa – comida rápida solo una vez a la semana.  ¡Y persevere! Con el tiempo su hijo entenderá que la comida rápida solo se debe comer de vez en cuando.
  • No dé soda. En vez de soda sirva leche baja en grasa o agua.
  • Anime a su hijo para que escoja comidas más saludables cuando vaya a  restaurantes de comida rápida. Adjunto encontrará una hoja con información sobre opciones de comidas más saludables en restaurantes como McDonald’s, Burger King, y Dunkin’ Donuts.
  • Limite el uso de condimentos. La mostaza, la salsa de tomate, y el “relish” son mejores opciones que los condimentos a base de mayonesa. Escoja aderezos para la ensalada como la vinagreta balsámica o italiana en vez de las salsas “Ranch” que son muy cremosas, y pesadas.
  • Tenga cuidado con las porciones. Los niños no necesitan comer porciones grandes de comida.  Deles porciones sencillas, porciones para niños, o “happy meals” y así evita que su niño consuma cientos de calorías. ¡Menos es mejor!
  • Planee con tiempo. A veces comemos en restaurantes de comidas rápidas porque necesitamos comer algo rápido entre comidas. Si usted tiene a mano meriendas como tallos de apio, pretzels, o maní, esto podría ayudarle para que pueda esperar  hasta la hora de la cena para comer.
  • Sea un modelo para sus hijos. Siga las reglas que tiene para sus hijos. De esta manera ellos entenderán la importancia de estas reglas y, ¡usted se mantendrá con mejor salud también!
  • Prepare en casa “comidas rápidas” que le gusten a sus niños. Cuando usted limita las salidas a restaurantes de comida rápida no significa que no puede volver a comer hamburguesas para siempre.  Usted puede preparar la comida rápida favorita de sus hijos en la casa – será más saludable, ¡y más sabrosa también!

A continuación encontrará algunas opciones de “comida rápida” para niños que con seguridad le encantarán, ¡aún a los niños de su familia que ponen problemas para comer!

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
Posted in Espanol Tagged with:
Close Bitnami banner
Bitnami